miércoles, 17 de diciembre de 2014

Zumos molones.

A Hugo, un día de esos nuestros del Calendario de Adviento diferente le tocó ayudar. Como hemos hecho el cuento de Navidad en el Teatro de papás y mamás del cole, pues  este día él tenía que ayudar y no ser egoísta, es Navidad y hay que aprender la satisfacción que se logra haciendo también cosas por los demás.

No, lo siento, Hugo sabe cosas buenas, malas, se frustra, tiene que obedecer, tiene que ayudar y ese tipo de cosas que hacemos las madrastronas y que os cuento casi en vivo y en directo a cada rato en nuestro Facebook.




Teníamos que  llevar a un banco de alimento zumos y quería que los días anteriores estuviera inmerso en el tema. Le pregunté si el día de mañana le tenían que ayudar con comida porque sus padres no pudiéramos dársela, si no le gustaría recibir al menos un zumo chulo que le hiciera sonreír.



La respuesta muy triste fue sí, así que me ayudó y sin protestar. Varias tardes pintando botones, narices y decidiendo los pompones y los limpia pipas brazos a poner en sus muñecos de nieve.






Un folio blanco, un trozo de cinta pegada como si fuera bufanda, un poco de cartulina cortada como una chistera y un poco de rotu (negro para botones y ojos, y naranja para nariz) y, como teníamos tiempo, pues pusimos los pompones.



También llevamos unos bizcochos molones de Navidad, los mismos que hicimos para su clase el día de la Asamblea; estuvo conmigo echándome también una mano. El bizcocho es de naranja, bajo en grasa, esponjoso, sin mucho azúcar y que a Hugo le encanta.

Los pompones y limpiapipas 1,50€ en Praimark. Por el precio, merecía la pena dejarlos bonitos todos.



Es otro modo de no aburrirse con los zumos o sorprender cualquier día con una merienda genial, para los cumples o para llevar de detalle al cole o la guarde.





¿Os acordáis de los que llevamos otra vez al cole? Pues eso, ideas sonrientes. 
Ojalá nunca nadie necesite los bancos de alimentos.



Mañana os cuento con calma la otra cosa solidaria que haremos estas Navidades, pero por ir abriendo boca y por si queráis ayudar (y reíros un po de mí), el próximo lunes 22, a las 19:00 en la Casa de la Cultura de Valdemorillo, actuamos para ayudar: Un cuento de Navidad "diferente". Además, al día siguiente no hay cole y podéis cenar algo o picotear por la sierra o ir al Escorial a comer y ver el Belén viviente increíble y luego pasáis a vernos. El precio es simple: lo que podáis o queráis dar.




Pues eso, sólo hacer falta dar las gracias


Besos.



martes, 16 de diciembre de 2014

Detalle con tazas.

Me gusta regalarY me pirran las tazas o envases de todo tipo. También me gusta un termo para tomar cosas. Ahora que tengo que hacer cinco comidas al día, voy con botes o botellas en plan celebrity a todas partes.



Pero lo me parecen "lo más" son las de 2€ de "Praymark", son sensacionales, son de desayuno total o de té o de meriendaca con churros.




Tengo también el mismo chucho con lunares rosas de fondo,  es monísimo.




Éstas nos las regaló mi amiga.


Aquí como hicimos las del "Té quiero" y la caja gourmet superviviente de finde.

Y en estos días, desde 5 a 8 euros, para ciertos detalles y con unas presentaciones geniales que me pirran. Pero ya os las enseñaré, porque no quiero que las vean los posibles regalados. Algunos, como Mayte, ya la tienen.




Y su taza termo con glamour. Jajajjaja


Las de Navidad me encantan. Bueno, con un listado de estos para organizar compras con imán para el frigo y con un mensaje de Calma me pirra y ya tengo un detalle para una amiga. Sin más.



Ya sabéis también lo que me puede gustar a mí una cesta y, para algo así, me encanta. Igual me puedes regalar un diamante que una taza en una caja, que estoy segura que mi cara de ilusión será la misma. Unos botes, un café o un té, con un libro y lo tengo hecho. Esos botes me los regalaron.



En Tiger están y con bigotes  y corazones, me los regaló mi amiga. Yo me pongo mi Cafetazo y mis purés asquerosos para estar a dieta. Si acabo  después de las dos primeras semanas después de Reyes con el peso en su sitio os contaré cosillas que me he descubierto o escribo un libro, porque estoy emocionada con el tema. Nunca había tenido una figura tan bonita y creo que además no está relacionado con el peso, porque con cinco kilos más también me la he visto preciosa.

Aunque podríamos probar con un diamantaco estas Navidades, para ver si tengo palabra. Jajaja.
Y mientras llegan los diamantes, mejor me siento a tomarme un bollo navideño, que estamos en fecha.


Quizás tenga que esperarme mucho, voy a tomarme dos. Jajaja.



Un besazo bollos míos.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Las cartas.

Las verdaderas cartas, ésas son las importantes.
Yo tengo muy claro que Hugo, pediría ver la tele todo el rato, comer chuches y no ir al cole. Y seguro que mantendría  La lista de los Reyes Magos.




Quiere estar con su padre y sus hermanos. Creo que yo se la pelo bastante o quizás no sea eso, simplemente si tiene que pedir estar con alguien se los pide a ellos en vez de a mí, qué le vamos a hacer.
  • Se pide catálogos, se pide cuentos y muchos Lego.
  • Se pide nieve, le encanta, y meterse en el agua. 
  • Se pide cosas de Batman o de otros superhéroes que tiren a color negro.
  • Se pide ir a la Warner, a la Fnac a buscar comics y saber leer de una vez, para poder disfrutar de ellos y de los catálogos.
  • Se pide sobre todo estar en una juguetería. Pero para mirar y tocar, con eso ya es feliz.
  • Se pide no ir al cole y que cada día fuera fin de semana par poder hacer lo que le dé la gana.
  • Se pide la manta, chimenea, sofá y algo para leer mientras come unas castañitas asadas.
  • Se pide planes con amigos.
  • Se pide bailar y hacer el ganso cuando le apetezca.
  • Se pide disfrazarse sin más e ir a teatro para aparecer en el escenario y montarla (¡qué miedo me da!).
  • Se pide oír inglés, le encanta.
  • Se pide que sus papis vayan a los talleres del cole para poder presumir de ellos y que también vayamos a la asamblea.
  • Se pide achuchos cada mañana y se pide pompas de espuma en la bañera con nosotros.
  • Se pide un chiste y reírse hasta que se le saltan las lágrimas y se pide hacerlo mucho rato.
  • Se pide ayudarnos a hacer cosas, pero al minuto descansar porque está agotadito del esfuerzo (voluntarioso, pero perro, jajaja).
  • Se pide ayudar en la cocina y contarnos sus rollos y sueños mágicos y fantasiosos.
  • Se pide construir naves que vuelen, naden, corran, sean subterráneas e invisibles.

Me da pena ver cómo la gente se siente culpable e intenta suplirlo con millones de regalos, como los adultos, los peques siempre quieren más (porque eso es lo que aprenden). Pero pedir cosas tan básicas me da mucha pena, se les dedica tan poco tiempo y se les da tan poquito...
Creo que muchos adultos deberían pedir una carta a los reyes magos con ideas (disfrute de peques, amigos, familia o pareja, mucho tiempo y ganas de planes,...), algunos tienen demasiadas carencias.


Tenemos días para meditar, disfrutar y pensar. A veces las compras o gastar dinero no son tan importante como otras cosas realmente necesarias.


Besos.